Tuesday, June 17, 2008

Asesino de muros y de sueños

Palabras
Por Carlos Balaguer
Lunes, 16 de Junio de 2008

Cuando no tengo nada que olvidar suelo matar el tiempo de un adiós. Asesino siluetas pintadas en los muros en este barrio oscuro de mi mala suerte.
Cuando no tengo nada qué pedirle a la vida, asesino el recuerdo y mi ilusión. Asesino mi huella dejada en el camino que buscó junto a mí tal vez la misma estrella.
Asesino el amor de tanto olvido. Asesino el instante que he perdido. Asesino mi sombra en esos muros del adiós, que anduvo junto a mí detrás del tenue resplandor del imposible.
Cuando no tengo nada qué olvidar. Cuando no quedan días que matar. Me olvido de la vida que se quedó perdida por culpa del error y de mi mala suerte.
Me pierdo entre las calles fugitivo. Nada llevo conmigo en mi largo viaje. Asesino de sueños, me escondo tras los muros. Me burlo de la muerte y de mi mala suerte.
Asesino el amor de tanto olvido. De tanta soledad, es mi castigo. Asesino otra vez mi sombra en esos muros del ayer, que buscó junto a mí el mismo resplandor de lo increíble…